Los ruidos de la ciudad por Chantal

¡Cuánta animación en la ciudad!

En la acera izquierda, un indigente está tocando la trompeta o el saxo, pero no es un buen intérprete, así que produce un sonido destemplado y estridente. En el piso de arriba del edificio, el chirrido horrísono de una taladradora haciendo agujeros en una pared.

Un peatón habla por su móvil mientras que una moto traquetea en la calle, un policía da toques de silbato, un anciano regaña a un niño que le corta el paso y un perro ladra. Un obrero está cavando la acera con su taladro neumático, que produce un chirrido fuerte y ensordecedor. En la acera opuesta: el martilleo de un carpintero reparando una ventana y la fricción de una espátula en una pared se unen al estrépito sin olvidar las bocinas de los conductores impacientes.

¡La vida en una ciudad, incluso pequeña, puede ser una prueba!